5 hábitos con los que romper en social media

Construir una comunidad alrededor de una empresa o marca debe traducirse en contar historias y humanizar la marca. O eso creíamos hasta el momento, pues el libro de David Spark, fundador de Spark Media Solutions ‘Hazardous to Your Social Media Health: 50 Previously Condoned Behaviors We No Longer Recommend‘ indica los siguientes puntos a evitar:

  1. No centrarnos en nuestra comunidad. En realidad, ¿qué marca o empresa tiene una comunidad fiel? Según Spark, esto no existe, sino que los usuarios de redes sociales siguen a las marcas porque son fans o les gustan, no porque quieran hablar entre los diferentes miembros sobre el producto.
    Es por este motivo por el que no existe una comunidad, pues una comunidad puede definirse como un grupo de personas con gustos y aficiones comunes que se reúnen para hablar del tema, cosa que no pasa en redes sociales.
    Por este motivo no debemos centrarnos en una comunidad, sino ofrecer contenidos de utilidad e interés para los diferentes usuarios que nos siguen.
  2. No contar las historias de la marca. Hay muchas marcas que se centran en contar todo acerca de sus productos sin que esto sea realmente necesario, pues si a los usuarios les gustan los productos los consumirán sin saber toda su historia.
    En social media hay contenidos que no son realmente necesarios, o al menos de forma constante.
  3. Dejar de relacionarse con multitud de influencers. Muchas marcas desean por todos los medios llegar a personas influyentes para que hablen de ellas, enviándoles emails constantes, mensajes a través de redes sociales… cuando esta práctica puede producir el efecto contrario, que se cansen de la marca y hablen mal de ella.
  4. No humanizar la marca. En redes sociales se trata de actuar con discreción, sabiendo diferenciar entre seres humanos y marcas, pues los humanos discuten mientras que las marcas deben evitar eso a toda costa.
    Asimismo, los humanos somos frívolos, las marcas no, y deben evitarse situaciones en las que una marca se posiciona políticamente o comparte imágenes absurdas de moda como los famosos ‘memes’.
  5. Responder equívocamente a las personas que no están de acuerdo con la empresa o marca. Es evidente que siempre habrá usuarios que se quejen de una empresa o marca por diferentes motivos (no están satisfechos con el producto, no les ha gustado una entrada en el blog…). Ante esta situación, lo que nunca debemos hacer es seguirles el juego y entrar en discusiones que influirán negativamente sobre la imagen de marca. Lo ideal, en este caso, es responder de forma neutral pero intentando solucionar el problema para garantizar la satisfacción del cliente o seguidor.

¿Estáis de acuerdo con las conclusiones de David Spark?

“>

En los últimos tiempos Instagram se ha convertido en una de las redes sociales con más tirón entre los usuarios, motivo que ha llevado a numerosas marcas a prestarle atención creando sus propios perfiles corporativos.

Pero crear un perfil no basta, en esta red social es necesario tener en cuenta una serie de consideraciones para alcanzar el éxito:

  1. Perfil. El primer paso para una marca en Instagram es crear un buen perfil que cuide todos los detalles: una buena imagen y descripción, el link hacia la página web, imágenes de calidad… recuerda que la primera impresión cuenta mucho.
  2. Una vez que tengas el perfil no lo abandones, publica frecuentemente, pues no hay nada peor que una red social abandonada. Eso sí, que las imágenes sean de calidad y buen gusto, mezclando elementos corporativos o productos con el humor.
  3. No spamees. Incluir todo el día fotos con productos u ofertas cansa a los seguidores. Haz una mezcla de contenidos y que tu finalidad no sea únicamente vender.
  4. Aprovechar las etiquetas es fundamental para que te encuentren. Si tu sector es la moda puedes utilizar algún hashtag como #moda, #estilo, #tendencias, #outfit…
  5. Realizar concursos siempre funciona, y en Instagram no iba a ser de otra forma. Se trata de una de las formas más rápidas y sencillas de conseguir seguidores.
  6. Participar. Tener instagram no significa que solo se cuelguen fotos: participa, da a me gusta y comenta las fotos de tus seguidores u otras de personas que no te sigan, seguro que te devuelven el favor e incluso te siguen. Por supuesto, sigue a quiénes te siguen.
  7. Incluye vídeos. Hace no mucho Instagram añadió la posibilidad de colgar pequeños fragmentos en vídeo. Combina las fotografías con este contenido, seguro que tus seguidores te lo agradecen.
  8. La geolocalización también es importante, pues añadir ubicación a tus fotografías (para negocios con presencia física) puede ayudar a que aquellas personas que buscan fotos de una localidad te encuentren y conozcan tu negocio.
  9. Vincula tus cuentas. Quizás tus seguidores de Facebook no saben que estás presente en Instagram. Házselo saber vinculando las cuentas, o bien cuando publiques fotos en Instagram marca la casilla de publicar en otras redes (Facebook, Twitter…) así se publicarán simultáneamente.
  10. No abuses de los filtros. Utilizar este efecto está bien, pero sin pasarse. Una galería repleta de fotos con filtros exagerados no suele gustar. Utilízalos pero con moderación.

¿Qué trucos tenéis vosotros en Instagram?

 

A menudo muchos community managers se encuentran con el problema de adaptar un mismo mensaje para Facebook y Twitter y, teniendo en cuenta las características, audiencia y limitaciones de cada plataforma, no siempre es una labor fácil.

Esto puede suponer un verdadero quebradero de cabeza, pues tenemos que tener en cuenta que, en ocasiones, mensajes amplios en Facebook deben resumirse en 140 caracteres. ¿Cómo podemos, entonces, ajustar los mensajes de una plataforma a la otra? Aquí os dejo algunos consejos:

1) Simplicidad. De lo que pones en Facebook no todo será necesario. Céntrate en comunicar los aspectos principales del mensaje, dejando espacio para el link y, si sobra, para algún hashtag.

2) Utiliza bien los caracteres. Poner, por ejemplo, una comillas separadas de la palabra o frase no te hará más que perder caracteres. Evita esto ” palabra ” y, por el contrario, hazlo así “palabra”. Ahorrarás espacio y caracteres que pueden serte necesarios.

3) Preguntas. A veces escribir una frase se alarga más que hacer una pregunta a los usuarios. Si una pregunta reduce el espacio, opta por ella.

4) Voz activa. La voz pasiva demanda palabras extra en cuanto a verbos, lo que significa menos caracteres. Además, la voz pasiva denota una tonalidad más fuerte y directa.

5) SMS no. Aunque quieras simplificar, evita a toda costa caracteres del tipo sms como letras que sustituyen a un sonido (por ejemplo utilizar un 2 en una palabra que incluya ‘dos’). No es profesional.

6) No vincular. Si vinculas tu página de Facebook a Twitter los mensajes se publicarán tal y cómo aparecenen Facebook, con la diferencia de que en Twitter la mayor parte de ese mensaje aparecerá cortado.

En cuánto al tema contrario, adaptar los tweets a Facebook, comentaremos lo siguiente:

1) Expandirse. Facebook contiene más espacio que Twitter para poder explicar el mensaje. Es recomendable evitar los símbolos y accesos directos.

2) No a los dobles enlaces. En Facebook funcionan mejor los enlaces únicos por lo que este punto es algo recomendable a evitar.

3) Incluye imágenes. Facebook es más visual que Twitter por lo que utiliza el poder de la imagen y el vídeo y alcanzarás el éxito.

¿Cuáles son vuestros trucos para adaptar los mensajes a distintas plataformas?

Facebook es hoy en día una de las plataformas más eficaces y con mayor cantidad de usuarios registrados. Sin embargo, todos estos usuarios se ven expuestos cada día a miles de contenidos, por lo que para captar su atención es necesario un poco de esfuerzo y una serie de claves:

  1. Mostrar nuestra personalidad. Ello se refiere a las páginas de empresa. A nadie le gusta hablar con un robot, sino que lo mejor es mostrarse como una persona, que los usuarios vean que hay alguien detrás de la empresa.
  2. Hacer preguntas. Suelen funcionar bien, pues a los usuarios les gusta participar en debates y mostrar su opinión.
  3. Imágenes. El 39% de los post con imágenes generan interacción de los usuarios, frente a aquellos que simplemente contienen texto.
  4. Información de la empresa. A los usuarios les gusta saber con quién hablan. Ofrece información suficiente en tu página de empresa.
  5. Ser específico. Es mejor la calidad que la cantidad, por lo que inundar una página de Facebook de noticias no sirve de nada si no son de interés. No es conveniente pasar de las 3 al día.
  6. Utiliza contenido de tus fans. Si alguno de ellos publica algo de interés relacionado con tu marca compártelo en la página, les hará ilusión y lo valorarán y agradecerán.
  7. Posts simples. No te compliques con demasiado texto o explicaciones. Utiliza entradas simples, en Internet lo breve es mejor.
  8. Persiste en tu estrategia. A los usuarios les gusta tu página porque no les saturas con información de tu empresa, sino con elementos de su interés y ayuda. Sigue en esa línea.
  9. Demuestra que valoras a tu público. Agradece a tu audiencia de vez en cuando el apoyo que te demuestran, les gustará.
  10. Usa el humor. Es uno de los elementos que suelen generar mayor interacción, porque una sonrisa siempre gusta.

Aquí os dejo la infografía de la que se extráen estos puntos:

 

generar interacción en facebook

Las redes sociales son medios de comunicación basados en la transparencia, es decir, en compartir cosas que definan nuestro auténtico yo. Sin embargo, cada día circulan por la red todo tipo de contenidos de los que, en esta ocasión, destaco algunos que no deberían publicarse:

  1. Tu número de teléfono: en Internet puedes encontrarte usuarios de todo tipo que, con un número de teléfono en sus manos, pueden causarte verdaderos quebraderos de cabeza. Evita publicar tu número de teléfono y así evitarás incidentes como el protagonizado hace tiempo por la presentadora Paula Vázquez.
  2. Fotos de tus tarjetas de crédito: ni se te ocurra publicar imágenes de este tipo si quieres evitarte robos de identidad. Para muchas personas es muy fácil utilizar tus números para cargar compras a tu cuenta.
  3. Partes del cuerpo desagradables. Como comentaba, por la red se mueven todo tipo de imágenes como las referidas a partes de la anatomía humana que no son agradables a la vista. Evítalo.
  4. Demasiada información. Un día publicas una fotografía de un producto carísimo que te has comprado y al día siguiente publicas que te vas de viaje. Es una invitación en toda regla para que los delincuentes sepan que tu casa está disponible para un robo.
  5. Mensajes pobres o negativos. Está bien poner un mensaje tonto una vez, o una queja, pero pasarse el día con comentarios negativos sobre la vida acaba cansando a todo el mundo. No lo hagas.
  6. Tu contraseña: adivinar tu contraseña puede ser muy fácil para un buen hacker. Por ejemplo, hay personas que crean perfiles para sus mascotas y utilizan el nombre de esa mascota como contraseña. Cambia el nombre de la cuenta de tu mascota o, en su defecto, la contraseña o te descubrirán.
  7. Tus estadísticas. Estás muy orgulloso de las estadísticas de tu página pero no las publiques constantemente… simplemente agradécelo y anima a los usuarios a visitarte.
  8. Fotos de desnudos. Nunca deben publicarse fotos de este tipo, no se sabe donde pueden terminar.

¿Qué más cosas añadiríais?

A menudo construimos comunidades de fieles seguidores en Facebook , Twitter, Instagram y Pinterest , pero ¿qué hay de LinkedIn? La red profesional puede ayudar a que una empresa sea una líder de su sector y atraer a los clientes potenciales o socios de negocios a la marca. Y la mejor manera de hacer esto es a través de un grupo. ¿Cómo lograrlo?

La siguiente infografía de Top Dog Social Media explica cómo se puede crear un grupo de LinkedIn próspero y atractivo en sólo 10 pasos. Éstos son algunos de ellos :

1 . Elegir el nombre correcto. Seleccionar un nombre que simple, que incluya palabras clave que atraigan a su público objetivo.

2 . Crear un logo personalizado. Un logotipo profesional añade credibilidad al grupo y lo hace más atractivo para los posibles miembros.

3 . Optimizar Resumen del grupo. Esta breve descripción aparecerá en los resultados de búsqueda , por lo que será atractiva. También se incluirán algunas palabras clave.

4 . Decidir si se desea aprobar nuevos miembros. Puedes permitir a los miembros a unirse al instante o sólo después de que los examines. El cribado puede ayudar a garantizar que el grupo sólo incluye a aquellos miembros que son serios y a los que les interesa el tema.

5 . Establecer permisos de publicación. Determinar si los miembros del grupo pueden enviar libremente o necesitan la aprobación de la administración.

6 . Crear un mensaje de bienvenida.  Es bueno dar la bienvenida a los recién llegados con un cálido mensaje , escrito previamente.

7. Crear reglas de grupo. Una serie de normas que permiten evitar el spam. Si no se publican temas de interés o relacionados, o si se usa el grupo para promoción únicamente, los usuarios pueden ser expulsados.

Más en la siguiente infografía:

Errores . Todos los cometemos, pero podemos aprender de ellos y seguir adelante. Mejor aún, también podemos aprender de los errores de los demás y evitarlos. Esto es especialmente aconsejable en las redes sociales , donde un error puede perseguirte y arruinar tu reputación.

A continuación comparto algunos de los errores más típicos en social media que debemos evitar:

 1 . Dejar una cuenta inactiva.

Cuando alguien busca para su negocio o empresas en su área, o simplemente por interés, y se encuentra con una cuenta inactiva , esa cuenta le dará desconfianza . O bien el consumidor asume que la empresa ya no está en el negocio, o bien que no le importan lo suficiente sus clientes para mantener la información al día , o que no entiende las redes sociales. No queremos eso así que lo mejor es publicar y actualizar su perfil con la regularidad que podamos.

 2 . Intentando demasiado.

Puede ser tentador crear una cuenta para todas las plataformas de medios sociales, pero no es siempre lo mejor para un negocio. Lo mejor es pensar en qué plataformas pueden aportar valor a tu negocio y solo crear cuentas en ellas. Pregúntate a ti mismo : ¿Mi empresa de contabilidad realmente necesita Instagram, o ¿sería mejor enfocar toda la energía en Twitter? Abarcar demasiado a través de redes sociales a veces es perjudicial.

3 . El no poder utilizar la analítica.

 ¿Cómo puedes saber si una campaña de medios sociales es eficaz si no tienes las herramientas de medición adecuadas? Parece de sentido común, pero muchos vendedores y marcas cometen el error de poner en marcha campañas en los medios sociales sin medir los resultados. Si tienes la medida adecuada y herramientas de análisis se puede medir con precisión qué tácticas están funcionando y las que deben dejarse. Tómate tiempo para analizar las mediciones, te ahorrará toneladas de tiempo y dinero en el futuro en esfuerzos potencialmente inútiles.

 4 . Hablar sin escuchar.

 Los medios de comunicación social están lleno de charlatanes que tienen mucho que decir , pero que nunca escuchan. No dejes que tu marca sea una de esos charlatanes . Escucha lo que los seguidores y los clientes están diciendo en los medios sociales  y, sobre todo, asegúrate de responder a cualquier comunicación directa o te arriesgas a escarnio público.

 5 . No aprender la mecánica de cada plataforma.

Todos podemos evocar recuerdos de personas y marcas cometer errores embarazosos porque no entendemos una plataforma social. Ha habido ejemplos recientes de los empleados que confundieron las cuentas de la marca de su propio y enviaron mensajes inapropiados. Errores como este a veces son inevitables, pero la comprensión de todos los te ayudará a evitar la mayoría de ellos.