8 formas de irritar a tus contactos de LinkedIn

Publicado: abril 23, 2013 en LinkedIn
Etiquetas:, , ,

Cuando hablamos de redes sociales, nos referimos a unos canales de comunicación y contacto en los que todo usuario con ordenador y conexión a Internet puede participar. Sin embargo, aunque cualquier persona pueda abrirse una cuenta social, no todo el mundo conoce los comportamientos adecuados a la hora de interactuar en las redes sociales.

Ello es distinto si se trata de plataformas de uso más personal, en las que solo tus contactos podrán ver tus publicaciones. Pero cuando se trata de LinkedIn todo cambia, pues un error puede afectar a tu carrera profesional.

Es por esa razón por la que es importante evitar una serie de comportamientos que, en esta red social, resultan bastante molestos para los usuarios.

Publicarlo todo

Este es un problema común que se remonta a los inicios de la Web. Todo comenzó con el correo electrónico, a través del que compartíamos todo con nuestros contactos, desde noticias, hasta vídeos, recetas, chistes… y todo lo que se nos ocurriese o llegase a nosotros.

El problema actual es que existen demasiados medios a través de los que nos llega la información. Teléfonos móviles, mensajes de texto o instantáneos, correo electrónico, redes sociales… que no necesitamos tanto desorden a nuestro alrededor ni ver las mismas cosas en los distintos medios. Cada red social se utiliza para un fin, y hay publicaciones que no tienen cabida en todas.

Títulos ridículos

Con ello nos referimos a cargos que, aunque puedan sonarte bien, no resultan serios de cara a los contactos (ejemplos son aquellos que se dan a conocer como gurús).

LinkedIn es un negocio, no un club de comedia. La mitad de la población podría entender la broma, pero la otra mitad podría pensar que tú eres la broma. Recuerda además que el 93% de los reclutadores utilizan linkedIn para buscar información de los candidatos.

Multitrabajo

Añadir un montón de puestos de trabajo actuales en LinkedIn te hace ver como si tuvieras exceso de compensación. Eres un ejecutivo de cuentas en una gran empresa, un CEO / CTO / CFO, un blogger, un asesor, un socorrista, etc…

Lo mejor es optar por los puestos más importantes, pues hay detalles de nuestra trayectoria que no interesan.

Usar el correo de LinkedIn en exceso

Elige tu método de comunicación con prudencia. Algo que quieres compartir… ¿se merece una llamada, una carta, una actualización de estado en Facebook, un correo electrónico y un mensaje a todos tus contactos de LinkedIn ?

Con respecto a las tasas de respuesta de LinkedIn, la persona promedio mantiene esta red social con una prioridad relativamente baja en su horario general de comunicación. Sí, se pondrá en contacto contigo, pero podría tardar algunos días. Ten paciencia.

Nunca revisar el correo de LinkedIn

En el otro lado de la molestia anterior se encuentran las personas que nunca revisan su correo de LinkedIn, algo que puede ser aún más molesto que las personas que consumen demasiado.

Sobrepasar los límites

Los expertos en medios sociales han estado utilizando aproximadamente entre 100 y 200 contactos como regla general en cuanto al número máximo de conexiones sociales que cualquier persona puede conocer de verdad y seguir. A partir de ese indicador, si tienes 500 contactos, es muy probable que no sepas nada de 300 o 400 de ellos.

Muchas personas simplemente tratan de fortalecer una relación con alguien a quien le gustaría conocer mejor . Sin embargo, algunas personas realmente van un poco por la borda y piden recomendaciones y referencias a algunos de sus contactos que no se sienten cómodos dando.

No añadir una imagen

A pesar de que LinkedIn es una red social profesional, sigue siendo una red social. Entramos en ella  para conocer contactos de negocios, por lo que añadir una cara a un nombre nos ayuda a reconocernos mutuamente en conferencias y citas o eventos.

Tener múltiples perfiles

Esto no es algo que se encuentre muy a menudo, pero a veces vas a buscar a alguien y la persona tiene varios perfiles. ¿Cuál es su verdadero yo?

Conclusión

Esta lista puede no representar todas las manías de LinkedIn. Por ejemplo, una de las principales molestias en LinkedIn  es cuando las personas tratan de conectarse a través de la opción predeterminada “Me gustaría añadirte a mi red profesional en LinkedIn”.

Muchas opiniones coinciden en afirmar que cuando la motivación para la conexión es bastante obvia,  no es necesario escribir un saludo personalizado. Por ejemplo, acabas de empezar en una nueva empresa y envías algunas peticiones por defecto de LinkedIn a los nuevos colegas. ¿Sería de mala educación no pasar el tiempo en personalizar cada invitación? Creo que no, aunque puedo equivocarme.

En general, LinkedIn es un recurso muy útil. Antes de conocer a alguien nuevo para una cita de negocios, trata de ver donde encajas con esa persona. ¿Tenéis experiencias similares? ¿Tenéis contactos en común?

¿Añadiríais algún otro comportamiento molesto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s