Emoticonos y marcas, ¿qué hacer y qué no hacer?

Publicado: mayo 22, 2013 en Actualidad
Etiquetas:, , ,

¿Eres un usuario de emoticonos en serie?

Los emoticonos se han convertido en parte del lenguaje online. Ya sea en Twitter, Facebook, un blog o cualquier otro sitio web, los emoticonos aparecen de alguna manera. Y a medida que más personas los utilizan, la tendencia se ha extendido a las comunicaciones empresariales.

Todos hemos visto un correo electrónico o una nota de un colega con una cara sonriente al final. Pero eso no quiere decir que sea aceptable, o debería ser? Eso depende. A mi parecer, hay una serie de escenarios sobre cuando es y no es apropiado utilizar los emoticonos en el lenguaje de los negocios.

Usos apropiados

Escenario 1: Voy a enviar un mensaje privado en Facebook para una persona con la que trabajo muy de cerca en un proyecto. Quiero compartir una anécdota divertida, como parte de la nota incluyo una cara sonriente.

Escenario 2: escribo un tweet que es alegre y se burla de una tendencia, incluyendo una cara sonriente con un guiño al final.

Escenario 3: Voy a enviar un texto a un compañero de trabajo que conozco bien, le preguntó acerca de un posible socio que estoy considerando. Añado una broma rápida al final de la nota con una cara sonriente.

En mi opinión, el uso adecuado se divide en dos grandes campos: Cuando se está enviando un correo electrónico/texto privado de mensajería a un conocido personal o de negocios, o cuando tiene sentido para una marca lúdica o empresa a la que representamos.

Usos inapropiados

Escenario 1: Vas a enviar un correo electrónico a tu equipo de trabajo para discutir el trabajo del cliente y lanzas una cara sonriente haciendo una broma sobre el cliente.

Escenario 2: Estás escribiendo un artículo corto de la intranet de tu empresa y decides insertar una cara sonriente en el cargo para transmitir un poco de humor, a pesar de que es un tema serio.

Escenario 3: Estás escribiendo un breve correo electrónico a tu cliente y añades una cara sonriente al final simplemente por costumbre, aunque se trate de un tema serio.

En general, probablemente se abstengan de utilizar los emoticonos en cualquier momento que se está comunicando con superiores o jefes. La comunicación con el cliente (a menos que lo conozcas muy bien), o con una audiencia masiva, interna o externamente, acerca de un tema serio, tampoco debe incluir emoticonos.

Por supuesto, pueden existir muchos otros escenarios apropiados e inapropiados del uso de los emoticonos en el trabajo. ¿Qué opináis? ¿Añadíis más situaciones?

comentarios
  1. Buenos días Paula! Llega un momento en que parece que si no utilizas caritas y demás no estás a la última o no conoces bien las redes sociales. Como tú dices, hay escenarios donde es totalmente inapropiado utilizar los emoticonos y lo más apropiado es, como en casi todo, aplicar el sentido común.

  2. Héctor Gómez Ariño dice:

    Un gran artículo, la gente abusa de ellos y los coloca muy mal!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s