Posts etiquetados ‘linkedIn’

linkedin-mejora-busqueda
LinkedIn está en auge. Cuenta con más de 313 millones de miembros registrados en más de 200 países y territorios. Los profesionales se inscriben a un ritmo de más de dos miembros por segundo.
Y entre tantos usuarios es importante lograr que nuestro perfil pueda destacar entre los demás. Aquí os dejo 10 consejos que detallan lo que todo profesional debe hacer para optimizar su perfil de LinkedIn.
1. Actualiza la información del perfil.Asegúrate de agregar la totalidad de tu información básica: nombre completo, nombre de la empresa donde trabajas o has trabajado, la ubicación, la industria y la organización (vincular a la página de tu organización). Algunos puntos clave para recordar:
  • Añadir un fondo personalizado. La imagen no debe ser molesta y debe ser al menos 1400 x 425 píxeles de tamaño.
  • Incluir una foto profesional. Asegúrate de tomarte el tiempo necesario para obtener una imagen profesional y de calidad. Se recomienda un fondo blanco, pero todo depende de cada uno.
  • Tu nombre sólo debe contener tu nombre. Por favor, evitar la inclusión de cualquier elemento adicional como  títulos, siglas, o credenciales. Mantén tu nombre limpio y conciso.

2. Personaliza tu perfil URL pública.

Al personalizar tu perfil en LinkedIn, el objetivo es mostrar tu nombre completo sin ningún otro elemento. Si tienes un nombre muy común, entonces podrás recurrir a una ligera modificación para que sea más fácil encontrarte y diferenciarte, por ejemplo, añadir el nombre de tu empresa al final. Si cambias de empresa, siempre se puede editar la URL.

3. Añade enlaces importantes.

Añade enlaces a sitios web importantes y relacionados con tu sector que agreguen valor añadido a tu perfil.

4. Completa tu sección “Resumen“.

Asegúrate de que tu perfil de LinkedIn tiene completa la sección “Resumen“, es decir, captura tu carrera en general, tu papel actual en tu empresa y cómo ayudas a los clientes y tus compañeros. En esta sección se resume básicamente tu argumento de venta en forma escrita. Recuerda, LinkedIn no es tu hoja de vida, por lo que siempre debes escribir en primera persona.

5. Asegúrate de que tienes los logotipos de la empresa para cada una de sus posiciones en tu sección de experiencia”.

Ve a través de tu sección de experiencia” y asegúrate de que tienes los logotipos para acompañar cada una de tus antiguas posicionesSi tu compañía fue adquirida por otra empresa, encuentra la compañía adquirida, vincúlalo a eso y luego cambia a” XXX (adquirida por XXX).

6. Agrega enlaces a artículos, blogs, vídeos o muestras de trabajo a tu perfil.

En tu sección de experiencia, aprovecha para agregar artículos o entradas de blog que hayas escrito. O puede que quieras añadir vídeos o muestras de tu trabajo profesional como un portafolio.

7. Actualización de la página de “habilidades y avales“.

Adoptar un enfoque proactivo añadiendo habilidades que deseas que sean conocidas por tu red es importante. Por ejemplo, es posible que desees agregar liderazgo de equipos” entre tus habilidades. No se puede cambiar el orden de estos avales, porque LinkedIn ha clasificado por número de validaciones las habilidades particulares, y las ordena en consecuencia, pero puedes agregar múltiples elementos.

8. Sigue a las empresas para mantenerte al día en tu sector.

En la parte superior de tu página de LinkedIn, en la cabecera, ve a la barra de búsqueda y busca algunas empresas que deseas seguir. Hay cuatro categorías principales de las empresas que debes seguir: analistas, socios, competidores y clientes.

9. Conecta con “personas que tal vez conozcaspara hacer crecer tu red.

Asegúrate de que conectas personas de tu interés. LinkedIn le mostrará el número de conexiones que tienes hasta que superas las 500, por lo que cuantos más contactos tengas, mejor. Una vez que llegues a más de 500 conexiones, LinkedIn ya no seguirá contando. Simplemente dice más de 500″ conexiones en tu perfil.

10. Modifica el estado al menos una vez por semana y escribe a través de LinkedIn Editorial.

Uno de los pilares del éxito de medios sociales es compartir contenido con consistencia. Asegúrate de actualizar tu estado en LinkedIn al menos una vez a la semana con algo que proporcione valor a tu red. Es posible que desees poner un recordatorio en tu calendario para compartir un artículo.

¿Qué pasos añadirías a esta lista?

Anuncios

Cuando se trata de desarrollar estrategias de marketing online, no debemos casarnos a ningún medio de comunicación. En su lugar, lo mejor es utilizar el medio o medios de comunicación que mejor puedan transmitir los mensajes de tu marca a tu público objetivo principal. A menudo, y lo ideal, son diferentes tácticas de trabajo en conjunto, incluidos los medios de comunicación social, para conseguir un resultado óptimo.

Entonces, ¿qué diría a Moisés sobre los medios sociales? Comparto con vosotros 20 mandamientos para mantenerse en el camino correcto:

1. Definirás una estrategia de marca, incluyendo con claridad y prioridad el público objetivo.

2. Establecerás objetivos de negocio antes de realizar campañas en medios de comunicación social-así es la ley.

3. Potenciarás a tu público interno a vivir tu marca y ser tu embajador.

4. Crearás campañas de marca centradas en medios sociales que conecten emocionalmente con tu público objetivo principal, o perecerás en el desierto.

5. Serás siempre auténtico, creíble y transparente.

6. No confundirás un vehículo de comunicación o la táctica con la estrategia de marketing.

7. No copiarás la estrategia de tus competidores, no siempre tiene por qué funcionar con tu negocio.

8. No ansiarás comentarios o ‘me gusta’ en la construcción de tu marca para lograr tus objetivos de negocio. La calidad es más importante que la cantidad.

9. Seguirás un plan estratégico, orientado a objetivos, no confiando en el azar.

10. Apostarás por los contenidos audiovisuales en la construcción de tu marca.

11. Darás un soporte de alta tecnología dedicado y altamente competente para supervisar, ejecutar, controlar, medir y siempre mejorar.

12. Potenciarás a tu público objetivo a través las herramientas necesarias en los medios sociales.

13. Lucharás por la participación y la interactividad, no cayendo en la mera publicación.

14. Manejarás las críticas o comentarios negativos a través de una correcta y cordial estrategia.

15. No hablarás como un robot, serás cercano y personal.

16. No utilizarás las redes sociales con el objetivo de vender.

17. Nunca te promocionarás simplemente a ti mismo.

18. No ignorarás los comentarios, sino que los responderás adecuadamente a su contenido y tono.

19. No compartirás contenido en exceso, no es recomendable.

20. Analizarás con regularidad los resultados de tus acciones.

¿Añadiríais alguno más?

Cuando hablamos de redes sociales, nos referimos a unos canales de comunicación y contacto en los que todo usuario con ordenador y conexión a Internet puede participar. Sin embargo, aunque cualquier persona pueda abrirse una cuenta social, no todo el mundo conoce los comportamientos adecuados a la hora de interactuar en las redes sociales.

Ello es distinto si se trata de plataformas de uso más personal, en las que solo tus contactos podrán ver tus publicaciones. Pero cuando se trata de LinkedIn todo cambia, pues un error puede afectar a tu carrera profesional.

Es por esa razón por la que es importante evitar una serie de comportamientos que, en esta red social, resultan bastante molestos para los usuarios.

Publicarlo todo

Este es un problema común que se remonta a los inicios de la Web. Todo comenzó con el correo electrónico, a través del que compartíamos todo con nuestros contactos, desde noticias, hasta vídeos, recetas, chistes… y todo lo que se nos ocurriese o llegase a nosotros.

El problema actual es que existen demasiados medios a través de los que nos llega la información. Teléfonos móviles, mensajes de texto o instantáneos, correo electrónico, redes sociales… que no necesitamos tanto desorden a nuestro alrededor ni ver las mismas cosas en los distintos medios. Cada red social se utiliza para un fin, y hay publicaciones que no tienen cabida en todas.

Títulos ridículos

Con ello nos referimos a cargos que, aunque puedan sonarte bien, no resultan serios de cara a los contactos (ejemplos son aquellos que se dan a conocer como gurús).

LinkedIn es un negocio, no un club de comedia. La mitad de la población podría entender la broma, pero la otra mitad podría pensar que tú eres la broma. Recuerda además que el 93% de los reclutadores utilizan linkedIn para buscar información de los candidatos.

Multitrabajo

Añadir un montón de puestos de trabajo actuales en LinkedIn te hace ver como si tuvieras exceso de compensación. Eres un ejecutivo de cuentas en una gran empresa, un CEO / CTO / CFO, un blogger, un asesor, un socorrista, etc…

Lo mejor es optar por los puestos más importantes, pues hay detalles de nuestra trayectoria que no interesan.

Usar el correo de LinkedIn en exceso

Elige tu método de comunicación con prudencia. Algo que quieres compartir… ¿se merece una llamada, una carta, una actualización de estado en Facebook, un correo electrónico y un mensaje a todos tus contactos de LinkedIn ?

Con respecto a las tasas de respuesta de LinkedIn, la persona promedio mantiene esta red social con una prioridad relativamente baja en su horario general de comunicación. Sí, se pondrá en contacto contigo, pero podría tardar algunos días. Ten paciencia.

Nunca revisar el correo de LinkedIn

En el otro lado de la molestia anterior se encuentran las personas que nunca revisan su correo de LinkedIn, algo que puede ser aún más molesto que las personas que consumen demasiado.

Sobrepasar los límites

Los expertos en medios sociales han estado utilizando aproximadamente entre 100 y 200 contactos como regla general en cuanto al número máximo de conexiones sociales que cualquier persona puede conocer de verdad y seguir. A partir de ese indicador, si tienes 500 contactos, es muy probable que no sepas nada de 300 o 400 de ellos.

Muchas personas simplemente tratan de fortalecer una relación con alguien a quien le gustaría conocer mejor . Sin embargo, algunas personas realmente van un poco por la borda y piden recomendaciones y referencias a algunos de sus contactos que no se sienten cómodos dando.

No añadir una imagen

A pesar de que LinkedIn es una red social profesional, sigue siendo una red social. Entramos en ella  para conocer contactos de negocios, por lo que añadir una cara a un nombre nos ayuda a reconocernos mutuamente en conferencias y citas o eventos.

Tener múltiples perfiles

Esto no es algo que se encuentre muy a menudo, pero a veces vas a buscar a alguien y la persona tiene varios perfiles. ¿Cuál es su verdadero yo?

Conclusión

Esta lista puede no representar todas las manías de LinkedIn. Por ejemplo, una de las principales molestias en LinkedIn  es cuando las personas tratan de conectarse a través de la opción predeterminada “Me gustaría añadirte a mi red profesional en LinkedIn”.

Muchas opiniones coinciden en afirmar que cuando la motivación para la conexión es bastante obvia,  no es necesario escribir un saludo personalizado. Por ejemplo, acabas de empezar en una nueva empresa y envías algunas peticiones por defecto de LinkedIn a los nuevos colegas. ¿Sería de mala educación no pasar el tiempo en personalizar cada invitación? Creo que no, aunque puedo equivocarme.

En general, LinkedIn es un recurso muy útil. Antes de conocer a alguien nuevo para una cita de negocios, trata de ver donde encajas con esa persona. ¿Tenéis experiencias similares? ¿Tenéis contactos en común?

¿Añadiríais algún otro comportamiento molesto?

¿Qué es peor que ser molesto? La respuesta a esa pregunta es simple: no darse cuenta y seguir actuando de la misma forma, provocando la pérdida de interés y, por lo tanto, de fans.

 Esta situación es común en ciertas empresas que utilizan los social media de una forma no apropiada que lo único que provoca es el desinterés de su audiencia. ¿Cómo evitarlo? A continuación comparto 10 actividades que pueden resultar molestas para los usuarios.

1) Seguir para que te sigan

 Comenzar a seguir usuarios por seguir, esperando que ellos hagan lo mismo, es un error frecuente. Lo ideal es establecer conversación y contacto personal, retwittear, responder… implicar a la audiencia para que ellos mismos sean quienes se interesen en seguirte.

2) Hablar pero no escuchar

Solo hablas de tus productos o servicios, no respondes ni escuchas lo que los demás dicen. Pides retweets pero nunca retwitteas a nadie. Estas acciones van en contra de lo establecido en el punto 1 y provocan la pérdida de la audiencia, pues a nadie le gusta seguir una cuenta que solo lanza mensajes comerciales.

 3) Pides y nunca ayudas

Pides retweets, me gusta, compartir… pero no ofreces tu ayuda a los usuarios cuando son ellos quienes lo piden. No abuses de tus seguidores.

4) Exagerar las ventajas de tus productos sin pruebas

 A menudo hablas de aquello que ofreces como lo mejor, lo más grande… lo mejor es asegurarte de que el producto funciona bien antes de ir presumiendo sin motivo.

5) No creas contenido original

Compartes constantemente contenido visto en blogs o páginas ajenas a tu negocio. Eso está bien en alguna ocasión, pero la audiencia quiere ver contenido propio de la empresa, no prestado de otros sites.

6) No eres personal y cercano

 Es imprescindible que los usuarios no sientan que están siguiendo a un robot o una máquina. Para ello, utiliza un logotipo que no sea soso, sino que despierte el interés, y habla de los temas que tratas de forma personal. ¡Dale vida a tus redes!

7) Demasiadas publicaciones

Compartir contenido cada 15 minutos termina por cansar a los usuarios, especialmente si compartes por compartir y finalmente no se trata de contenido de interés. Lo mejor es optar por la calidad antes que por la cantidad: elige temas que interesen al público, aunque hagas menos publicaciones.

8) Muy comercial

En ocasiones se utilizan las redes sociales de forma muy comercial, pidiendo a los usuarios que promocionen tus servicios y productos. Eso no le gusta a nadie. Lo mejor es lograr un vínculo con la audiencia para que esa acción salga de forma natural.

9) Mensajes automáticos

Las auto-respuestas cada vez que alguien comienza a seguirte dan la sensación de frialdad. Si vas a agradecer a cada usuario que te haya seguido hazlo de forma personal, si no, muestra agradecimiento general o simplemente no lo hagas.

10) Respuestas sin significado

A veces, bien sea por despiste o bien por otro motivo, las marcas contestan a los usuarios con monosílabos o respuestas muy breves que no les están ofreciendo aquello que buscaban. Moléstate en contestar adecuadamente a los usuarios, a la larga te lo agradecerán y encontrarán en tus redes una buena forma de consulta.

No pidas a gritos que dejen de seguirte, evita estas acciones.

¿Añadiríais algún otro comportamiento molesto? Adelante.

En el mundo de las redes sociales LinkedIn es, sin duda, la plataforma profesional por excelencia. Sin embargo, a pesar de ello, encontrar a las personas más preparadas sigue siendo un obstáculo y una dificultad.

Es por ello que es necesario facilitar la búsqueda, lo cual es posible mediante tres sencillos pasos que mejorarán e incrementarán nuestra presencia en las búsquedas:

 1. Crear un título atractivo

El título actúa como el lanzamiento para incentivar la lectura de tu perfil y determinar si puedes ayudar a alcanzar tus metas.

Considera las siguientes tres preguntas clave a la hora de crear el título perfecto:

– ¿Tu título te hace destacar entre tus competidores? Lo más probable es que se mostrará en los resultados de búsqueda, así que asegúrate de llamar la atención de los usuarios más rápido.

– ¿Pueden los usuarios comprobar rápidamente que ofreces lo que están buscando? (Piensa en palabras clave).

– ¿Tiene tu título credibilidad? No tengas miedo de presentarte de la misma forma que una personalidad respetada haría (por ejemplo, Michael Jordan, el hombre del año de la revista Time of the Year).

2. Utiliza las palabras clave adecuadas.

Siempre debes usar todos los caracteres disponibles para escribir tu perfil. Cuántas más palabras clave relevantes incluyas en tu perfil, mejor. Los motores de búsqueda tienden a preferir un alto número de palabras clave adecuadas.

En general, el número máximo de caracteres disponibles en la sección perfil es de:

  • Titular – 120 caracteres
  • Campo de estado – 140 caracteres
  • Resumen – 2.000 caracteres
  • Especialidades  -500 caracteres
  • Nombre de la empresa y título del puesto de trabajo – 100 caracteres
  • Descripción del puesto – 2.000 caracteres
  • Intereses – 1.000 caracteres

En tu búsqueda no te olvides de la calidad, es decir, escribir el contenido adecuado para tu público objetivo, siempre  rico en palabras clave que faciliten que seas encontrado. Piensa en términos específicos que tu público objetivo utiliza para encontrar profesionales como tu. En ese sentido evita el uso de palabras clave como propietario o director general por la sencilla razón de que nadie los busca.

3. Añadir un vídeo a tu perfil.

Puedes agregar un video a tu perfil de LinkedIn a través de la aplicación de SlideShare y Google Docs. Un estudio realizado por la revista Forbes encontró que el 65 por ciento de los ejecutivos deciden visitar la página web de un vendedor después de ver su video en línea. Esa es una cifra significativa en el mundo online. Por lo tanto, aprovecha la potencia del vídeo para que profesionales y clientes potenciales vean tu perfil de LinkedIn.

Un gran video en tu perfil puede:

  • Hacer que tu perfil sea más memorable
  • Proporcionar una impresión llamativa
  • Generar una forma efectiva de mostrar sus habilidades
  • Conectar con los lectores a un nivel más personal

Para ver un tutorial detalladosobre cómo agregar un vídeo a tu perfil de LinkedIn, consulta este tutorial.

Ahora es tu turno, actualiza tu perfil e incrementa su aparición en los resultados de búsqueda.

Cada día que pasa más personas acceden a la profesión de community manager y surgen nuevos términos para definir este cargo: gurú de los medios sociales, marketing manager…

Sin embargo, muchas personas que se consideran community managers caen en algún error que le delata y le hace ver que no sabe tanto como cree.

¿Cuáles son esos errores?

1) Correo electrónico poco serio. Lo ideal para presentarse es disponer de un correo elecrónico personalizado con un dominio propio. En caso de no poder disponer de él, se puede utilizar Gmail.

Lo que no debe hacerse es utilizar una cuenta de correo electrónico de hotmail u otros del estilo para presentarse profesionalmente.

2) Contactos comprados. Por muy desesperado que se esté, llegar al extremo de comprar seguidores en cualquier red social no sirve de nada. Aumentará tu número de followers, pero no aportarán nada a tu timeline.

3) Hay vida más allá. Twitter y Facebook no son las únicas redes sociales existentes. Es necesario que sepas cuál es tu público objetivo e investigues donde semueve, puede que descubras nuevas redes o plataformas de mayor interés para llegar a tu audiencia. vimeo, Forsquare, Youtube, Flickr son solo algunas de ellas, descúbrelas.

4) No entender el ROI. Medir los resultados de los medios sociales es fundamental para saber si una campaña ha resultado exitosa o bien si ha fracasado. Ello puede lograr que no se vuelvan a cometer los mismos errores la próxima vez.

5) Elaborar informes. Los estudios de resultados son fundamentales para presentar campañas exitosas. Elaborar informes forma parte del trabajo de un community manager. Si no los ha hecho nunca, su trabajo no está completo.

6) ¿La campaña ha tenido éxito? A través de las estadísticas, estudios y demás herramientas existentes, un community manager será capaz de valorar si una campaña ha tenido éxito o no, si se ha conseguido mejorar el posicionamiento de la marca, si ha habido participación…

7) No tener presencia online. Todo community manager debe estar al tanto de las novedades del sector. Lo mínimo es disponer de un Twitter, Facebook y LinkedIn, pero lo ideal es complementarlo con un blog personal y otros perfiles de redes sociales.

¿Te consideras un buen community manager?

 

Al hablar de LinkedIn solemos pensar en términos como el networking, los contactos profesionales o la red de los negocios.

Sin embargo, y a pesar de que redes como Twitter o Facebook pueden ser, hoy en día, más populares, LinkedIn ofrece una gran cantidad de posibilidades que pueden hacernos aparecer en las primeras posiciones de los buscadores.

¿Suena bien no?

A pesar de que parezca sencillo y atractivo, debemos tener en cuenta que crear un perfil en esta plataforma no proporciona ese exitso posicionamiento, sino que somos nosotros, a través de los datos que ofrezcamos, quienes lograremos conseguirlo.

Para ello os dejo unos consejos:

1) A mayor información… mejor posicionamiento. A diferencia de otras redes sociales, LinkedIn permite ver el perfil de un usuario en los buscadores sin la necesidad de tener creada una cuenta en la plataforma. Es por ello que, si queremos hacernos ver, resulta imprescindible que aprovechemos al máximo todos los campos que ofrece esta red para proporcionar a los usuarios la mayor información posible sobre nosotros.

Es una forma de que el público te conozca a ti y a tu trayectoria y actividad profesional.

Ante todo, no te olvides de actualizar constantemente la información.

2) Participa en grupos. LinkedIn dispone de una amplia cantidad de grupos relacionados con todos los sectores. Busca aquellos de tu interés y únete.

Es importante para mejorar tu posicionamiento no solo el formar parte de estos grupos, sino también participar, responder, hablar con los usuarios, generar temas de debate… pues ello hará que tu nombre sea indexado con mayor facilidad.

Ten en cuenta, además, que cada vez que publiques un tema de debate, éste aparecerá automáticamente en el muro de todos los miembros del grupo, por lo que te harás mucho más visible.

Como elemento adicional, si realizas comentarios de interés, los usuarios podrán votarlos positivamente y tu perfil se convertirá en un referente del sector.

3) Diferencia a tus contactos. A medida que tus contactos vayan aumentando, resulta interesante agruparlos según su sector, categoría profesional o tu relación con ellos.

Parece una acción de poca importancia, sin embargo, hacerlo puede conseguir que los usuarios te consideren como un perfil de referencia para buscar contactos de interés.

4) Da a conocer tus otras redes. Si tienes perfiles en otras plataformas, conéctalos con LinkedIn para hacerlas más visibles y proporcionar a tus contactos más medios en los que poder seguirte. Además, las publicaciones que hagas en las demás redes podrán aparecer en tu perfil de LinkedIn.

5) Comparte tu blog. Aprovecha la sección ‘últimas novedades’ de los grupos para incluir la url de tu blog o el enlace RSS. Es una forma de compartir tus contenidos con los miembros del grupo cada vez que actualices.

6) Enlaces y publicaciones con descripción. Cada vez que publiques un link en tu perfil, tienes la opción de añadir una pequeña descripción que permita a los usuarios saber exactamente qué se van a encontrar en tu link.

Para hacerlo, selecciona la opción ‘otros’ que se encuentra en la pestaña de edición de enlaces y ahí pon la información que deseas que aparezca.

Es una forma de que aparezca el sector de la empresa y no solo su nombre, así todos sabrán en qué área trabaja tu compañía (ejemplo, en vez de aparecer un link procedente de Fernández & Asociacos, aparecería ‘Consultoría Fernández & Asociados).