Posts etiquetados ‘redes sociales’

¿Compartes el contenido por las redes sociales o por correo electrónico? ¿Publicas artículos o enlaces para obtener una reacción de la red, promover una causa o ayudar a la gente?

De acuerdo con una infografía de StatPro.com, hay seis tipos de participantes online. Cada uno comparte diferentes tipos de contenido en diferentes plataformas. ¿Cuál eres tú?:

1) Trabajador: Eres un networker de negocios inteligente y propenso a compartir el contenido de LinkedIn.

2) Hipster: Eres joven, creativo y popular. No compartes el contenido a través de correo electrónico con mucha frecuencia.

3) Altruísta: Eres útil y fiable. Te encanta compartir información con amigos y familiares a través de correo electrónico.

4) Selectivo: Eres ingenioso, cuidadoso y reflexivo. Quieres compartir contenidos informativos y lo haces a través de redes sociales y correo electrónico.

5) Boomerang: Compartes información para ver las reacciones de los demás. Amas a los medios de comunicación-sobre todo los sociales como Facebook y Twitter.

6) Conector: Eres creativo y reflexivo, y utilizas las redes sociales para organizar eventos sociales online.


Ahora que has descubierto qué tipo de participante eres, echa un vistazo a la infografía completa para ampliar más la información sobre cómo y por qué la gente comparte contenido online:

Anuncios

5 hábitos con los que romper en social media

Construir una comunidad alrededor de una empresa o marca debe traducirse en contar historias y humanizar la marca. O eso creíamos hasta el momento, pues el libro de David Spark, fundador de Spark Media Solutions ‘Hazardous to Your Social Media Health: 50 Previously Condoned Behaviors We No Longer Recommend‘ indica los siguientes puntos a evitar:

  1. No centrarnos en nuestra comunidad. En realidad, ¿qué marca o empresa tiene una comunidad fiel? Según Spark, esto no existe, sino que los usuarios de redes sociales siguen a las marcas porque son fans o les gustan, no porque quieran hablar entre los diferentes miembros sobre el producto.
    Es por este motivo por el que no existe una comunidad, pues una comunidad puede definirse como un grupo de personas con gustos y aficiones comunes que se reúnen para hablar del tema, cosa que no pasa en redes sociales.
    Por este motivo no debemos centrarnos en una comunidad, sino ofrecer contenidos de utilidad e interés para los diferentes usuarios que nos siguen.
  2. No contar las historias de la marca. Hay muchas marcas que se centran en contar todo acerca de sus productos sin que esto sea realmente necesario, pues si a los usuarios les gustan los productos los consumirán sin saber toda su historia.
    En social media hay contenidos que no son realmente necesarios, o al menos no de forma constante.
  3. Dejar de relacionarse con multitud de influencers. Muchas marcas desean por todos los medios llegar a personas influyentes para que hablen de ellas, enviándoles emails constantes, mensajes a través de redes sociales… cuando esta práctica puede producir el efecto contrario, que se cansen de la marca y hablen mal de ella.
  4. No humanizar la marca. En redes sociales se trata de actuar con discreción, sabiendo diferenciar entre seres humanos y marcas, pues los humanos discuten mientras que las marcas deben evitar eso a toda costa.
    Asimismo, los humanos somos frívolos, las marcas no, y deben evitarse situaciones en las que una marca se posiciona políticamente o comparte imágenes absurdas de moda como los famosos ‘memes’.
  5. Responder equívocamente a las personas que no están de acuerdo con la empresa o marca. Es evidente que siempre habrá usuarios que se quejen de una empresa o marca por diferentes motivos (no están satisfechos con el producto, no les ha gustado una entrada en el blog…). Ante esta situación, lo que nunca debemos hacer es seguirles el juego y entrar en discusiones que influirán negativamente sobre la imagen de marca. Lo ideal, en este caso, es responder de forma neutral pero intentando solucionar el problema para garantizar la satisfacción del cliente o seguidor.

¿Estáis de acuerdo con las conclusiones de David Spark?

Twitter se ha convertido en una de las plataformas más utilizadas a nivel mundial para compartir información. Pero la enorme cantidad de datos que se mueven a través de esta red social puede, en ocasiones, abrumarnos.

Si no quieres perder el tiempo aprende a optimizar las opciones de Twitter para agilizar tus consultas y tus publicaciones con unos sencillos atajos que tu teclado puede proporcionarte para navegar por la plataforma:

Si quieres publicar un tweet o un mensaje:

  • Pulsa ‘N’ para crear un tweet nuevo
  • Con la ‘M’ podrás escribir un mensaje directo

Navegar por el timeline:

  • ‘J’ para acceder al tweet siguiente
  • ‘K’ para el anterior
  • ‘F’ te permite marcar un tweet como favorito
  • ‘R’ es para responder
  • ‘T’ para retwittear
  • ‘B’ para bloquear a un miembro de twitter
  • ‘U’ para desbloquearlo
  • ‘L’ para que podamos cerrar los tweets abiertos
  • Tecla Enter para poder ver todos los detalles de un tweet

– Navegar por las secciones de Twitter

  • ‘GH’ para ir al timeline (pues su traducción es Go Home)
  • ‘GA’ o Go Activity para la actividad
  • ‘GR’ o Go Replies para las menciones
  • ‘GD’ o Go Discover para ‘Descubrir’
  • ‘GS’ o Go Settings para la configuración de la cuenta
  • ‘GC’ o Go Connect para acceder a conecta
  • ‘GP’ o Go Profile para el perfil
  • ‘GF’  o Go Favorites para acceder a los favoritos
  • ‘GM’ o Go Messages para acceder a los mensajes directos
  • ‘GU’ o Go User para los usuarios

Con estos atajos lograrás optimizar tu uso de la plataforma. ¿Alguno qué añadir?

 

Cuando hablamos de redes sociales, nos referimos a unos canales de comunicación y contacto en los que todo usuario con ordenador y conexión a Internet puede participar. Sin embargo, aunque cualquier persona pueda abrirse una cuenta social, no todo el mundo conoce los comportamientos adecuados a la hora de interactuar en las redes sociales.

Ello es distinto si se trata de plataformas de uso más personal, en las que solo tus contactos podrán ver tus publicaciones. Pero cuando se trata de LinkedIn todo cambia, pues un error puede afectar a tu carrera profesional.

Es por esa razón por la que es importante evitar una serie de comportamientos que, en esta red social, resultan bastante molestos para los usuarios.

Publicarlo todo

Este es un problema común que se remonta a los inicios de la Web. Todo comenzó con el correo electrónico, a través del que compartíamos todo con nuestros contactos, desde noticias, hasta vídeos, recetas, chistes… y todo lo que se nos ocurriese o llegase a nosotros.

El problema actual es que existen demasiados medios a través de los que nos llega la información. Teléfonos móviles, mensajes de texto o instantáneos, correo electrónico, redes sociales… que no necesitamos tanto desorden a nuestro alrededor ni ver las mismas cosas en los distintos medios. Cada red social se utiliza para un fin, y hay publicaciones que no tienen cabida en todas.

Títulos ridículos

Con ello nos referimos a cargos que, aunque puedan sonarte bien, no resultan serios de cara a los contactos (ejemplos son aquellos que se dan a conocer como gurús).

LinkedIn es un negocio, no un club de comedia. La mitad de la población podría entender la broma, pero la otra mitad podría pensar que tú eres la broma. Recuerda además que el 93% de los reclutadores utilizan linkedIn para buscar información de los candidatos.

Multitrabajo

Añadir un montón de puestos de trabajo actuales en LinkedIn te hace ver como si tuvieras exceso de compensación. Eres un ejecutivo de cuentas en una gran empresa, un CEO / CTO / CFO, un blogger, un asesor, un socorrista, etc…

Lo mejor es optar por los puestos más importantes, pues hay detalles de nuestra trayectoria que no interesan.

Usar el correo de LinkedIn en exceso

Elige tu método de comunicación con prudencia. Algo que quieres compartir… ¿se merece una llamada, una carta, una actualización de estado en Facebook, un correo electrónico y un mensaje a todos tus contactos de LinkedIn ?

Con respecto a las tasas de respuesta de LinkedIn, la persona promedio mantiene esta red social con una prioridad relativamente baja en su horario general de comunicación. Sí, se pondrá en contacto contigo, pero podría tardar algunos días. Ten paciencia.

Nunca revisar el correo de LinkedIn

En el otro lado de la molestia anterior se encuentran las personas que nunca revisan su correo de LinkedIn, algo que puede ser aún más molesto que las personas que consumen demasiado.

Sobrepasar los límites

Los expertos en medios sociales han estado utilizando aproximadamente entre 100 y 200 contactos como regla general en cuanto al número máximo de conexiones sociales que cualquier persona puede conocer de verdad y seguir. A partir de ese indicador, si tienes 500 contactos, es muy probable que no sepas nada de 300 o 400 de ellos.

Muchas personas simplemente tratan de fortalecer una relación con alguien a quien le gustaría conocer mejor . Sin embargo, algunas personas realmente van un poco por la borda y piden recomendaciones y referencias a algunos de sus contactos que no se sienten cómodos dando.

No añadir una imagen

A pesar de que LinkedIn es una red social profesional, sigue siendo una red social. Entramos en ella  para conocer contactos de negocios, por lo que añadir una cara a un nombre nos ayuda a reconocernos mutuamente en conferencias y citas o eventos.

Tener múltiples perfiles

Esto no es algo que se encuentre muy a menudo, pero a veces vas a buscar a alguien y la persona tiene varios perfiles. ¿Cuál es su verdadero yo?

Conclusión

Esta lista puede no representar todas las manías de LinkedIn. Por ejemplo, una de las principales molestias en LinkedIn  es cuando las personas tratan de conectarse a través de la opción predeterminada “Me gustaría añadirte a mi red profesional en LinkedIn”.

Muchas opiniones coinciden en afirmar que cuando la motivación para la conexión es bastante obvia,  no es necesario escribir un saludo personalizado. Por ejemplo, acabas de empezar en una nueva empresa y envías algunas peticiones por defecto de LinkedIn a los nuevos colegas. ¿Sería de mala educación no pasar el tiempo en personalizar cada invitación? Creo que no, aunque puedo equivocarme.

En general, LinkedIn es un recurso muy útil. Antes de conocer a alguien nuevo para una cita de negocios, trata de ver donde encajas con esa persona. ¿Tenéis experiencias similares? ¿Tenéis contactos en común?

¿Añadiríais algún otro comportamiento molesto?

¿Alguna vez has buscado tu nombre en Google y ha aparecido otra persona?;  ¿Deseas evitar que un reclutador pueda ver esas fotos con tus amigos universitarios publicadas en Facebook?;  ¿Quieres que la gente encuentre rápidamente lo que eres, lo que haces y lo que el contenido que compartes?

Si la respuesta a todas estas preguntas es “sí”, debes controlar tu marca personal y tu reputación online. Se trata de una tarea que no es fácil, pero tampoco imposible. Aquí os dejo 10 herramientas gratuitas que pueden ayudar:

 1. BrandYourself

Este sitio web permite manejar y tomar posesión de los resultados de búsqueda. Esta herramienta hace que los motores de búsqueda como Google y Bing encuentren a tu verdadero tu sin alguien que pueda tener un nombre similar al tuyo. (O en algunos casos, el mismo nombre.) Te ayuda a poner los resultados relevantes en la parte superior y mejorar tu marca personal.

2. About.me

Este sitio web te ayudará a crear una página personal para todos tus sitios web como LinkedIn, Twitter, Facebook, Google+, Instagram y un blog. Esta herramienta puede ayudar a mejorar tu presencia en la Web, y ayudar a otros a aprender rápidamente lo que eres y lo que compartes en línea.

 3. Social Mention

 Esta herramienta envía alertas sobre la base de tus palabras clave. Analiza cuando alguien te menciona y lo importante que son las menciones. En otras palabras, es el motor de búsqueda social de los medios de comunicación. Se busca en el contenido generado por el usuario como blogs, marcadores, comentarios y videos.

 4. Who’s Talkin?

Esta herramienta es similar a Social Mention en que te avisa de tus menciones. Te ayuda a buscar las conversaciones que importan más.

5. NameChk

¿Quieres saber si tu nombre está disponible en una red social? Esta herramienta ayuda a asegurarse de que tus dominios están libres y no deja que los ciberpiratas roben tu nombre en las redes sociales. Esto ayuda a determinar si tu nombre de usuario es deseado en los medios de comunicación social o si la URL que está disponible en múltiples de redes sociales.

 6. HootSuite

Esta herramienta te ayuda a gestionar y medir tu presencia en los medios sociales en un tablero simple. Puedes gestionar múltiples perfiles de redes sociales, mensajes y programar tweets. También incluye menciones de tu nombre y analiza el tráfico de los medios de comunicación social.

7. Google Alerts

Estas alertas son todavía una necesidad a la hora de buscar las palabras clave sobre las que estás interesado, como tu nombre o apodo. También te ayuda a mantenerte al día sobre las relaciones públicas, marketing, periodismo contenido de marca o de los medios sociales.

8. Google’s Me on the Web

Esta herramienta te notifica cuando tus datos personales, como una dirección de correo electrónico o número de teléfono, se publican online. te ayuda a estar al día de la información que la gente puede publicar acerca de ti y si  necesitas tomar medidas.

9. Yasni

Esta herramienta puede ayudarte a buscar un número de teléfono, dirección de correo electrónico, profesión o lugar de cualquier persona. La herramienta proporciona noticias y enlaces sobre cualquier individuo.

10. Naymz

Esta herramienta mide y gestiona tu reputación en los medios de comunicación social. Te da una puntuación basada en el número de personas que te encuentran. Puedes calcular tu influencia en medios sociales, y ganar puntos de forma similar a Klout.

¿Conocéis alguna herramienta más?

¿Qué es peor que ser molesto? La respuesta a esa pregunta es simple: no darse cuenta y seguir actuando de la misma forma, provocando la pérdida de interés y, por lo tanto, de fans.

 Esta situación es común en ciertas empresas que utilizan los social media de una forma no apropiada que lo único que provoca es el desinterés de su audiencia. ¿Cómo evitarlo? A continuación comparto 10 actividades que pueden resultar molestas para los usuarios.

1) Seguir para que te sigan

 Comenzar a seguir usuarios por seguir, esperando que ellos hagan lo mismo, es un error frecuente. Lo ideal es establecer conversación y contacto personal, retwittear, responder… implicar a la audiencia para que ellos mismos sean quienes se interesen en seguirte.

2) Hablar pero no escuchar

Solo hablas de tus productos o servicios, no respondes ni escuchas lo que los demás dicen. Pides retweets pero nunca retwitteas a nadie. Estas acciones van en contra de lo establecido en el punto 1 y provocan la pérdida de la audiencia, pues a nadie le gusta seguir una cuenta que solo lanza mensajes comerciales.

 3) Pides y nunca ayudas

Pides retweets, me gusta, compartir… pero no ofreces tu ayuda a los usuarios cuando son ellos quienes lo piden. No abuses de tus seguidores.

4) Exagerar las ventajas de tus productos sin pruebas

 A menudo hablas de aquello que ofreces como lo mejor, lo más grande… lo mejor es asegurarte de que el producto funciona bien antes de ir presumiendo sin motivo.

5) No creas contenido original

Compartes constantemente contenido visto en blogs o páginas ajenas a tu negocio. Eso está bien en alguna ocasión, pero la audiencia quiere ver contenido propio de la empresa, no prestado de otros sites.

6) No eres personal y cercano

 Es imprescindible que los usuarios no sientan que están siguiendo a un robot o una máquina. Para ello, utiliza un logotipo que no sea soso, sino que despierte el interés, y habla de los temas que tratas de forma personal. ¡Dale vida a tus redes!

7) Demasiadas publicaciones

Compartir contenido cada 15 minutos termina por cansar a los usuarios, especialmente si compartes por compartir y finalmente no se trata de contenido de interés. Lo mejor es optar por la calidad antes que por la cantidad: elige temas que interesen al público, aunque hagas menos publicaciones.

8) Muy comercial

En ocasiones se utilizan las redes sociales de forma muy comercial, pidiendo a los usuarios que promocionen tus servicios y productos. Eso no le gusta a nadie. Lo mejor es lograr un vínculo con la audiencia para que esa acción salga de forma natural.

9) Mensajes automáticos

Las auto-respuestas cada vez que alguien comienza a seguirte dan la sensación de frialdad. Si vas a agradecer a cada usuario que te haya seguido hazlo de forma personal, si no, muestra agradecimiento general o simplemente no lo hagas.

10) Respuestas sin significado

A veces, bien sea por despiste o bien por otro motivo, las marcas contestan a los usuarios con monosílabos o respuestas muy breves que no les están ofreciendo aquello que buscaban. Moléstate en contestar adecuadamente a los usuarios, a la larga te lo agradecerán y encontrarán en tus redes una buena forma de consulta.

No pidas a gritos que dejen de seguirte, evita estas acciones.

¿Añadiríais algún otro comportamiento molesto? Adelante.

twPara muchas empresas y usuarios, comenzar una estrategia en medios sociales desde cero puede resultar de lo más intimidante, sobre todo a la hora de pensar en el contenido que puede interesar a los millones de usuarios de Facebook y Twitter.

Existen ciertas formas de lograr seguidores de forma rápida como el comprarlos, aunque es una estrategia poco recomendable, pues lo ideal es que las cuentas en plataformas sociales adquieran seguidores acordes con lo que se ofrece.

Es por ello que hay 5 puntos clave para atraer seguidores acordes a tu temática:

1) Ser concreto. Si te dedicas a la venta de un producto en concreto, como por ejemplo ropa, no utilices palabras clave generales como moda o tendencias, sino que haz incapié en aquellas marcas o productos que formen parte de tu género.

Es una forma de lograr llegar a tu público objetivo de una forma más rápida y directa.

2) Analiza

Utiliza herramientas como Google Analytics para observar de donde procede el tráfico de tu web o blog, pues así sabrás en qué redes sociales debes concentrar tus esfuerzos.

3) Búsqueda en las redes sociales

Investiga, lee, encuentra conversaciones utilizando palabras clave sobre lo que ofreces. Será muy útil para que sepas de qué se está hablando y para que encuentres quejas, críticas o comentarios positivos que orienten tu negocio.

 4) Sigue las modas

Comprueba cada cierto tiempo las nuevas tendencias y modas y adapta tus palabras clave a ellas, pues actualizarse constantemente hará que estés al día y te encuentren mejor.

5) Contenidos de interés

Habla de temas que resulten de interés para tus clientes potenciales, resuelve dudas, presenta productos y servicios… sé cercano, piensa en qué te gustaría leer cmo cliente y lograrás atraer a tu público.

¿Añadiríais algún punto más?